El funcionamiento del Sistema Monetario

El dinero es eso que nos mueve a todos a buscar un trabajo para poder pagar las facturas, los alimentos y un hogar. Por desgracia, se ha convertido en el eje central de la vida de todo ser humano puesto que sin él, nada se puede conseguir. Por lo general, el dinero tiene dos funciones. Por un lado, facilita las compras, y por otro, facilita el ahorro. Dos tareas básicas a las que debemos enfrentarnos día a día para poder llevar una vida normal. Su control lo ejerce el banco central que considera que lo más importante es que exista el dinero suficiente para que todas las necesidades económicas puedan ser satisfechas.

Aunque nos encontramos en momentos de vacas flacas, otra de las funciones del banco central es asegurar que no haya demasiado dinero en el mercado. Es decir, que no exista inflación porque demasiada liquidez podría ser causante de subidas desorbitadas de precios. En caso de que esto sucediera, podrían darse unos elementos que no facilitarían la vida económica. Podría darse más demanda de productos que oferta y esto afectaría negativamente al mercado de un país. Para estos casos, el banco central tiene la potestad de imprimir más billetes para que así haya más dinero, o de retirar en caso de inflación. Esto no quiere decir que el banco pueda estar emitiendo dinero ante una crisis, como la que nos ocupa, sino que en situaciones extremas y en las que las leyes estén de su lado, podrá llevar a cabo esta actividad.

Cuando un banco central toma la decisión de aumentar la liquidez es porque no hay inflación en el sistema, o bien porque de esta forma puede reducir el nivel de intereses. De esta forma lo que provoca es un gran crecimiento en la actividad financiera de un país. Es la manera que tienen los bancos de superar ciertas situaciones negativas en el mercado. Aunque cuando se dan crisis económicas, poco pueden hacer para mejorar la situación, pero lo cierto es que tienen ciertas estrategias que bien empleadas, pueden servir para salvar el sistema monetario. Lo que se pretende es que no haya ni dinero de más ni de menos, algo complicado cuando se han perdido millones y millones por créditos y préstamos.

Si un banco central mide el nivel de liquidez de un país, y obtiene resultados de déficit o superávit, tendrá que tener en cuenta la emisión de deuda para solventar el problema. El papel principal de los bancos centrales es de regulación y vigilancia de los participantes del sistema financiero. Deben procurar que todos tengan solvencia e intervengan de manera correcta para el buen funcionamiento del mercado económico. En nuestro país, el órgano encargado de velar por el sistema monetario es el Banco de España. Sobre éste y sobre el de todos los países europeos, se encuentra otro organismo. El Banco Central Europeo, regula las leyes económicas y supervisa las actividades económicas llevadas a cabo en todos los países de Europa.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*